¿QUE ES FOREX?

Forex, o mercado de divisas, se puede entender como una red de compradores y vendedores que se intercambian divisas a un precio acordado. Es la forma mediante la que inversores minoristas, empresas y bancos centrales convierten una divisa a otra. Si ha viajado al extranjero, es probable que usted haya realizado una operación de forex.

Un gran número de operaciones se llevan a cabo por razones prácticas, pero la gran mayoría de conversiones de divisas la realizan inversores con el objetivo de obtener beneficios. La cantidad de divisas convertidas a diario puede provocar que los movimientos de precio de algunas de ellas sean extremadamente volátiles. Es precisamente esta volatilidad la que hace forex tan atractivo para los inversores: proporciona mayores oportunidades de maximizar el beneficio, aunque también aumenta el riesgo.

¿Cómo funciona el mercado de divisas?

A diferencia de acciones o materias primas, el trading de forex no se realiza en mercados, sino que se intercambia directamente entre dos partes en un mercado extrabursátil (OTC, por sus siglas en inglés). El mercado de forex se establece a través de una red global de bancos, diseminados en cuatro centros principales en diferentes zonas horarias: Londres, Nueva York, Sídney y Tokio. Como no existe un lugar físico a través del cual se procesen las operaciones, puede invertir en forex las 24 horas del día.

 

Existen tres tipos diferentes de mercados de forex:

  • Mercado al contado de forex: es el intercambio físico del par de divisas, que tiene lugar en el momento exacto en el que la operación se liquida o tras un pequeño margen de tiempo
  • Mercado forward de forex: se establece un contrato para comprar o vender una cantidad fija de divisa a un precio determinado, y cuyo vencimiento se realiza en una fecha futura establecida o dentro de un intervalo de fechas futuras
  • Mercado de futuros de forex: se acuerda un contrato para comprar o vender cierta cantidad de una determinada divisa a un precio establecido, en una fecha fija en el futuro. A diferencia de un forward, un contrato de futuros es legalmente vinculante

A la mayoría de los inversores de forex no les interesa recibir la entrega física de la divisa, sino que realizan predicciones acerca de los tipos de cambio para obtener beneficios gracias a los movimientos de precios en el mercado.

 

¿Qué es una primera divisa?

Una primera divisa es la que precede en el par, mientras que la siguiente se denomina segunda divisa. El trading de forex siempre implica la compra de una divisa y la venta de otra, y por ello se cotizan como pares: el precio de un par se determina calculando cuánto vale una unidad de la primera divisa en la segunda divisa.

Las divisas de un par se identifican con un código de tres letras, en el que normalmente las dos primeras corresponden a la región y la tercera a la propia moneda. Por ejemplo, el GBP/USD es un par formado por la libra de Gran Bretaña y el dólar estadounidense.

La mayoría de los proveedores clasifican los pares de divisas en las siguientes categorías:

  • Pares mayores. Estos son los siete pares que constituyen el 80% del trading de forex mundial, y entre los que se encuentran el EUR/USD, el USD/JPY, el GBP/USD y el USD/CHF
  • Pares menores. Estos se operan con menos frecuencia, y normalmente contienen divisas mayores que no son el dólar estadounidense. Incluyen el EUR/GBP, el EUR/CHF y el GBP/JPY
  • Pares exóticos. Están formados por una divisa mayor frente a otra de una economía pequeña o emergente. Incluyen el USD/PLN, el GBP/MXN y el EUR/CZK
  • Pares regionales. Estos son pares clasificados por región, como Escandinavia o Australasia. Incluye el EUR/NOK, el AUD/NZD y el AUS/SGD.

¿Cómo se mueve el mercado de divisas?

El mercado de forex está formado por divisas de todo el mundo, y el número de factores que pueden afectar a los movimientos de los precios dificulta las predicciones sobre los tipos de cambio. Sin embargo, al igual que la mayoría de los mercados financieros, forex se ve principalmente afectado por las leyes de la oferta y la demanda, y es importante comprender qué y cómo se provocan las fluctuaciones de los precios.

 

Los bancos centrales

Los bancos centrales controlan la oferta, y pueden tomar medidas que afectan de forma significativa al precio de su divisa. La expansión cuantitativa, por ejemplo, supone inyectar dinero a una economía, lo que puede provocar que el precio de la divisa caiga.

 

Noticias

Los bancos comerciales y otros inversores tienden a depositar su capital en economías con buenas perspectivas. Por ello, si los mercados se hacen eco de una noticia positiva sobre una región determinada, esta motivará la inversión y provocará un aumento de la demanda de la divisa regional.

A menos que haya un aumento paralelo en la oferta de esa divisa, la diferencia entre la oferta y la demanda hará que su precio suba. Del mismo modo, una noticia negativa puede significar un freno en la inversión y un descenso en el precio de la divisa. Por este motivo, las monedas suelen reflejar la salud económica de la región a la que representan.

 

Confianza del mercado

La confianza del mercado, que suele estar relacionada con las noticias, también puede jugar un papel primordial en el movimiento de los precios de las divisas. Si los inversores creen que una moneda se va a mover en cierta dirección, invertirán en consecuencia y pueden convencer a otros, haciendo así que la demanda crezca o disminuya.

 

¿Cómo funciona el trading de forex?

Existen diferentes formas de operar con forex, pero todas funcionan de la misma manera: comprando una divisa y vendiendo otra simultáneamente. Tradicionalmente, las operaciones de forex se realizaban a través de un bróker, pero gracias a los proveedores de trading online, puede obtener beneficios de los movimientos de precios de divisas usando derivados como los CFD.

Los CFD son productos apalancados que le permiten abrir una posición abonando solo una fracción del valor total de esta. A diferencia de los productos no apalancados, usted no posee el activo, sino que abre una posición cuando piensa que el valor del mercado va a subir o a bajar.

Aunque los productos apalancados pueden magnificar sus ganancias, también pueden magnificar sus pérdidas si el mercado se mueve en su contra.